Adolfo Dominguez
    18/01/2020
    Las costureras de Adolfo Domínguez, protagonistas de su desfile primavera-verano
    • News image
    18 enero 2020. Las costureras del grupo Adolfo Domínguez fueron las protagonistas y espectadoras de primera fila del desfile y exhibición de la nueva colección Wabi-Sabi que acaba de llegar a las tiendas de la firma en todo el mundo. El taller de costura que la compañía tiene en San Cibrao das Viñas (Ourense) no sólo se ocupa de confeccionar todos los prototipos de cada colección, sino también de elaborar el 100% de las colecciones limitadas. La presentación de la colección, a la que asistieron unos 300 profesionales de la empresa, puede verse desde hoy en la web de Adolfo Domínguez (www.adolfodominguez.com).
    “Honrar el sudor. Las costureras en primera fila. Sin ellas, las prendas se deshacen. Honrar lo oculto. Situar un almacén a la altura de una pasarela. La fábrica, nuestro templo. Honrar la piel. Modelos con y sin arruga. Lo cotidiano es bello. Honrar el ruido. El traqueteo de la máquina de coser. El resoplido de la plancha. Nuestra banda sonora”. La descripción forma parte del manifiesto del desfile de la colección primavera-verano.
    La firma de moda de autor reivindica el papel de sus costureras y de sus más de 1.000 profesionales con un desfile interno, en primicia para sus trabajadoras y trabajadores. El desfile muestra las prendas y complementos de la colección primavera-verano 2020, basada en el concepto de la filosofía japonesa wabi-sabi.
    La filosofía wabi-sabi habla de la belleza de la imperfección y de lo incompleto. Frente al enaltecimiento occidental de la perfección, el wabi-sabi pone en valor las marcas que el paso del tiempo imprime en la materia y en el espíritu.
    La colección sigue el nuevo de método de trabajo por conceptos que la compañía ha puesto en marcha como parte de su renovación. Se trata de la primera colección que se comercializa tras el nombramiento de Tiziana Domínguez como directora Creativa del grupo gallego de moda de autor.